Estrategias del marketing social

¿En qué consiste esto que hoy en día se conoce como marketing social? Esta rama del mercado aplica técnicas de marketing comercial para el análisis, el planeamiento, la ejecución y la evaluación de programas diseñados con el fin de influir en el comportamiento voluntario de una audiencia. La idea de buscar entonces un buen comportamiento a nivel social tendrá como consecuencia una mejora en el bienestar tanto a nivel personal de los sujetos como a nivel social. El marketing social tiene dos características básicas que tendremos conocer. La primera es que el marketing social es proceso que se da continuamente, y no tiene un principio o un fin marcados. El otro punto fundamental es que en este tipo de publicidad lo central será el destinatario. ¿Qué queremos decir con esto? Aquí lo más importante es poder estudiar las necesidades y la realidad de la población a la cual está dirigida la campaña de marketing social, con el fin de poder saber cuál será la mejor forma de llegar a nuestro destinatario según sus circunstancias particulares.

marketing social y publicidad
Marketing social

Con estos dos puntos en mente, si queremos hacer marketing social tendremos que centrarnos en el concepto de producto social. El producto social es el fruto del trabajo en marketing social. Este es fruto del análisis y a la investigación que se hace de manera previa a diseñar las estrategias de marketing. Un punto muy importante que hay que tener en cuenta es que el producto social tendrá que ser probado antes de salir al mercado. ¿En qué consistirá esta prueba? Esta nos dará la posibilidad de saber si el público objetivo al cual tratamos de dirigirnos está comprendiendo o no el mensaje que queremos transmitir. Es importante poder ver si el cliente entiende los beneficios del producto social, y también indagar sobre qué sacrificios estará dispuestos a hacer para poder adoptar este producto. Por lo general los diferentes tipos de productos en marketing social tienen diferentes tipos de demanda. A continuación nombraríamos los tipos de demanda más frecuentes. Una demanda que a veces realmente cuesta visibilizar es la demanda latente, sin embargo la visibilización de este tipo de demanda nos da la posibilidad de introducir un producto social o un servicio que aún no existe, pero que se está solicitando de manera latente a través de esta demanda. La tarea de los expertos en marketing social en este caso será poder transformar la demanda latente en demanda real ofreciendo un producto social que cubra las necesidades implícitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Nuevos Clientes

25%OFF

Dejá tus datos y nos ponemos en contacto