Las ventajas del mailing y marketing directo

El mailing y marketing directo son formas de acercarnos al cliente de manera personalizada. La idea de estas estrategias es poder fomentar cada vez más un vínculo realmente cercano con los clientes, de manera que estos se sientan reconocidos por la empresa. Hoy en día el mailing y marketing directo son opciones realmente rápidas y efectivas para llevar a cabo un sistema semi personalizado y estar sobre las necesidades del cliente. El mailing consiste en grandes listas de destinatarios. Pero, ¿cómo se elije quién será un destinatario de nuestro correo? Por lo general las empresas hacen una selección de entre sus clientes para saber a quienes mandarle la mailing list. No todos los clientes son contactados con todos los mensajes, sino solamente con aquellos que la empresa cree que le podrán interesar por los productos o servicios que ofrecen.

estrategias de mailing y marketing directo
Mailing y marketing directo

Para poder saber a quien enviarle mailing y marketing directo, lógicamente es importante que quien se encuentra a cargo de la estrategia conozca bien a los clientes de la empresa. Cuando las bases de datos se encuentran realmente organizadas, por lo general cada cliente tiene una ficha y se puede filtrar el envío por intereses. Además de ser una forma sencilla de contactar a muchos clientes a la vez, el mailing y marketing directo es una manera de lograr una gran difusión con una inversión relativamente baja.  Lógicamente que si tenemos que enviar un sobre con información al domicilio de cada cliente, esto resultará mucho más caro que hacerlo por mail: aquí tendremos que invertir en los folletos, la distribución y envío, etc. En cambio cuando utilizamos mailing y marketing directo podremos llegar a la misma cantidad de usuarios, de manera más rápida, fácil y con menor inversión. Otro de los puntos relevantes en donde tanto los clientes como la empresa se benefician del mailing y del marketing directo en el punto donde una vía realmente fluida de comunicación se abre entre las dos vías.

Y además de esta manera será más fácil, si la estrategia no está funcionando, ir modificándola a medida que va transcurriendo la campaña de mailing y marketing directo. Entonces por un lado el cliente tendrá la posibilidad de expresar su gratitud o su descontento, y por otro lado nosotros nos beneficiaremos de esto, sabiendo hacia donde direccionar la campaña. Por lo general cuando ponemos en práctica estrategias de marketing a través de los medios tradicionales, por lo general la respuesta a las mismas por lo general se hace esperar un poco más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba