Publicidad escolar y educativa

Cuando estamos cerca del inicio de las clases, comienza a aparecer, en todos los medios de comunicación; la publicidad escolar. Muchas marcas están en juego en el mercado, desde los lápices de colores, agendas, hasta mochilas y carteras para llevar los útiles a la escuela. Las revistas infantiles, comienzan mostrándonos la publicidad escolar en las contratapas de las mismas, vemos niños vestidos con uniformes escolares para promocionar, por ejemplo, zapatos de líneas conocidas o de lanzamientos nuevos. En las páginas centrales, la publicidad escolar, puede continuar con las mochilas y todo el abanico completo de artículos para el gran esperado comienzo de clases.

publicidad escolar infantil
Publicidad escolar

Es importante tener claro que tipo de marcas y artículos comprar para nuestros hojas, pero lo que es más importante es organizarse, sí, para esto hay que organizarse, en primer lugar hacer una lista con las cosas más relevantes, y después seguir con las que tienen menos importancia, para por fin darles el lugar que elijan ellos, o la mochila o las cartucheras con los personajes que les encantan. Básicamente hay que saber que en un comienzo de las compras no podremos con todo, porque cuando las clases ya estén en marcha nos entregan las listas con los materiales con los que trabajarán todo el año, así que nuestro hijo deberá ir con lo básico los primeros dos o tres días, y en la segunda o tercera semana, deberá tener todo organizado, pero con tiempo y organización. Podemos hacer las compras con otras personas para conseguir precios más acomodados. Los padres suelen ponerse nerviosos con el tema de la publicidad escolar, por varios motivos. En primer lugar, diremos que comienzan en épocas en las que muchas familias están de vacaciones.

Temen, que a la vuelta de las mismas, no encuentren nada en las góndolas, y eso puede volverlos “locos”. Sobre todo a las madre, y eso que todavía no comenzaron las clases, porque cuando esto sucede, las listas que dejan los maestros para que los padres se ocupen de todo lo necesario, los pone aún más nerviosos llegando a las librerías con una carga emocional extra, los niveles de estrés hace que la publicidad y la marcas se vuelvan confusas. Si le sumamos a todo esto, que los niños ya eligieron por marca la lapicera que van a utilizar o la mochila o carpetas porque tiene el personaje preferido de la última película estrenada en el verano, y todo esto gracias a la publicidad escolar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba