Publicidad emocional y estrategias creativas

Entre los recursos de publicidad emocional y estrategias creativas podemos enlistar el humor, el doble sentido, la exageración e incluso la irritación. En ciertos casos la publicidad emocional se diseña con el fin de que las emociones que se suscitan se transformen en actitud de consumo hacia el producto. Esto es lo que generalmente se conoce como “publicidad transformadora”. Aquí los sentimientos tienen una finalidad específica. Aquí se realiza el traslado de las emociones propias de las personas a los atributos del producto. La diferencia marcada por la marca tendrá entonces que ver con las respuestas afectivas suscitadas por la publicidad emocional. Podemos sintetizar diciendo que el valor agregado en las publicidades queda por un lado con lo cognitivo, con lo que se denomina notoriedad y por el otro con lo afectivo con la actitud. Hoy en día más y más marcas de renombre mundial se encuentran utilizando la publicidad emocional como estrategia, en especial debido a que esta es una publicidad de rápido impacto.

Publicidad emocional y estrategias creativas
Publicidad emocional y estrategias creativas

Más allá de promocionar un producto, este tipo de publicidad puede resultar ideal para cambiar el perfil de una empresa promoviendo otros ideales o también para mejorar la reputación de otra que haya sufrido algún daño en su imagen en el pasado. Aunque todo parezca color de rosa es importante aclarar, sin embargo, que si hablamos de lanzar una campaña de publicidad emocional grande estamos hablando de costos muy elevados: los costos se deberán a que necesitaremos los mejores expertos así como un buen horario y medio para emitir la publicidad lo cual por lo general suele resultar caro. Cuando una empresa se acerca a una firma de publicidad emocional, si los clientes no llevan una idea fija, encontrar la mejor manera de promocionar la empresa realmente puede ser una tarea difícil.

La concreción puede llevar meses antes de encontrar la idea perfecta para el propósito específico que la empresa trae, por eso como consejo para aquellas empresas que quieren probar suerte con la publicidad emocional recomendamos que además del dinero tengan la paciencia para embarcarse en esta experiencia. Aunque todo esto pueda parecer desventajoso, la espera generalmente da al final buenos resultados, debido a que si una campaña de publicidad emocional funciona como se pronostica puede llegar a ser un antes y un después en la historia de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba