Publicidad de relojes: llamativas pero elegantes

Cuando vemos una revista de moda, siempre hay una o dos páginas como mínimo, de publicidad de relojes, tanto para la mujer como para el hombre. Una publicidad de relojes, es por lo general muy estética y siempre se adecua a la marca y al estilo del reloj, por ejemplo, los relojes deportivos, muestran personas que hacen deportes generalmente tenis, en donde la modelo o el modelo tienen una cuidada estética, además si podemos llegar a ver en la fotografía vemos que está fotografiada, por ejemplo, en una cancha de tenis, y generalmente al atardecer que es la hora que el sol ya no tiene tanta fuerza para no restarle a la fotografía luz o sombra. Los colores que se usan para la publicidad de relojes será acorde, también con el estilo, color, de reloj que se quiera mostrar, por ejemplo podemos ver el caso de los relojes de hombre, para empresarios, se muestran relojes de tamaños grandes en general, combinados con una buen traje y algo infaltable para dar toques de estilo es un buen auto deportivo, o autos de último modelo.

publicidad de relojes analógicos
Publicidad de relojes analógicos

Una cosa muy curiosa que ocurre en la publicidad de relojes, es el hecho que siempre marcan las diez y diez, pero éste no es un capricho o se trata de una cábala para mostrar y vender más relojes, no, nada de eso, se trata de un minucioso análisis estético de la imagen y de su impacto psicológico. Para comenzar, no resultan para nada estético las horas en las que se interponen las agujas, pues de la impresión de que el reloj solo tienen una por ejemplo, por ello se eliminan las doce en punto o las seis y media, para dar ejemplos, también se rechazan las horas en las que las agujas del reloj que se está mostrando, tapen la visualización de la marca, o que estén próximas, porque se dice que ofrecen una sensación de amontonamiento, sin sentido al quedar libre el resto de la esfera.

Esto que acabamos de explicar se aplica en todas las marcas de la publicidad de relojes, en todo el mundo. Existe esta tradicional regla publicitaria, no escrita, según la cual todos los relojes deben señalar las diez y diez, cuando son fotografiados para figurar en el anuncio. Así es como se muestran las publicidades de los relojes en todo el mundo, en la actualidad, así sean relojes de pared, pulsera o cucú. Para el caso de los relojes de pared para cocina por ejemplo, también se aplica la misma teoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba