¿Qué es la publicidad de demanda selectiva?

Cuando nos preguntamos ¿Qué es la publicidad de demanda selectiva?, debemos ir a situaciones concretas. En el caso de los productos comestibles una estrategia que se aplica mucho son también las degustaciones en los supermercados, y en otros artículos las muestras gratis son muy frecuentes. A medida que la campaña de publicidad de demanda selectiva va avanzando se va haciendo una medición en las ventas. Esto nos permite evaluar si la campaña está funcionando. Por otro lado, se pueden también hacer encuestas de satisfacción a los clientes, o de opinión respecto al nuevo producto. Esta información puede resultar importante ya que nos puede indicar cómo redireccionar la campaña si es que esta no está funcionando de manera efectiva. En el caso de que un producto que ya se encontraba en el mercado baje sus ventas de manera repentina o también paulatina, lo primero que tendrán que hacer los responsable de la estrategia publicitaria es pensar por qué las ventajas han bajado.

Qué es la publicidad de demanda selectiva
¿Qué es la publicidad de demanda selectiva?

Antes de poder realizar ningún tipo de publicidad de demanda selectiva hay que tener en cuenta este factor para saber cómo encarar la campaña de manera de volver a posicionar a la marca en un buen lugar. De acuerdo a cuales sean los motivos en las bajas de las ventas encararemos la estrategia de una u otra manera. Con respecto a los costos de publicidad de demanda selectiva esto dependerá de cuán grande sea esta campaña, del tiempo de duración de la misma y de los medios que se empleen para reposicionar el producto. De manera general resulta un poco complicado poder estimar costos, debido a que esto se va viendo de manera personalizada entre la empresa y el cliente. Muchas veces se programa una campaña larga que resulta muy efectiva antes de tiempo, y muchas veces ocurre al revés, por lo que esto no se podrá terminar de definir hasta que la campaña no se encuentre en marcha.

Como vemos la publicidad de demanda selectiva necesitará realmente estrategas más que publicistas, en especial en la sociedad de consumo en que vivimos hoy en día. La guerra entre las marcas es muchas veces feroz y no alcanzará solamente con ser creativo, sino que a veces para recuperar una marca de un producto de una depresión en las ventas tendremos que ser casi genios. Por eso es fundamental asesorarse muy bien antes de elegir a quien le confiaremos la campaña, en especial en el segundo caso, si hay un producto en riesgo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba