Expositores para golosinas para kioscos y almacenes

Los expositores para golosinas se caracterizan por ser la variedad más común y difundida en muebles expositores. En efecto, todos los comercios, kioscos, almacenes y demás locales de venta poseen dentro de sus muebles expositores golosinas. Los expositores son unos muebles que cumplen como función principal brindar alojamiento y exhibición a los productos, y en segundo lugar, funcionar como un método publicitario dentro del lugar de venta. Generalmente, los expositores suelen encontrarse ubicados en lugares donde el espacio es reducido, o en espacios estratégicos donde el público tiene un flujo de transito continuo y masivo. La colocación de un expositor en un determinado lugar depende directamente y se encuentra estrechamente relacionada con la estrategia comercial y publicitaria que el vendedor piense llevar adelante Los expositores para golosinas son los muebles exhibidores de artículos más accesibles del mercado, a continuación daremos un panorama acerca de las diversas variedades que existen.

expositores para golosinas y escaparates
Expositores para golosinas

En primer lugar, el más común de los expositores para golosinas se encuentra elaborado de cartón, y se trata básicamente de la misma caja en que las golosinas se presentan a la venta al público. En este sentido, las cajas de las golosinas vienen provistas desde fábrica con un sistema de troquelado que hacen posible que su exhibición al público sea de una forma mucho más atractiva. De esta forma, las golosinas se exhiben dentro de su caja original, que ya se encuentra decorada acorde al producto que alojan, brindando además un servicio publicitario. Como se dijo anteriormente, la caja del producto cumple una función de expositor, por lo que ha pasado a denominarse “caja expositora”.

Las variantes de cajas expositoras que existen son numerosas, a continuación daremos a conocer algunas de ellas. En primer lugar se encuentra la caja expositores para golosinas con tapa, un modelo de caja expositora que suele caracterizarse por poseer una tapa que se dobla sobre sí misma, formando una especie de cartel o anuncio. Todo este proceso de armado de la caja expositora se da en el mismo local de venta, y suelen ocupar espacios en lugares reducidos, como por ejemplo a los lados de las cajas registradoras. Por otro lado se encuentra la caja expositores para golosinas que posee el sistema de pre-cortado que permite, mediante el seguimiento de una línea de cortado ubicada sobre la misma caja, armar tras sacarle los restos de caja, un expositor de caja donde el producto quede totalmente a la vista de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba