Campañas de marketing social: para tomar conciencia

Las campañas de marketing social sirven para que la población, o un determinado número de personas, tomen conciencia de algo que está sucediendo en forma general que es nocivo o perjudicial tanto para la salud propia o la vida inclusive, o para que se cambien algunas conductas o actitudes frente a algo, o para variar y tomar conciencia de lo necesario de transformar una práctica de algo. Algunos ejemplos básicos de las campañas de marketing social, que se pueden hacer en diversos países, pueden ser abandonar el hábito del cigarrillo, o por lo menos bajar su consumo, prohibiendo fumar en determinados espacios cerrados, o en dónde hay aglomeraciones importantes de gente.

campañas de marketing social y sus técnicas
Campañas de marketing social

La publicidad en los medios de comunicación masivo, son o constituyen por lo menos en una importante ayuda, en los medios gráficos y el las gigantografías de la ciudad, tal como si se tratara de una campaña de un lanzamiento de un producto, o cobrando multas importantes a quienes se vean fumar por ejemplo en los lugares en donde está terminantemente prohibido, (centro comerciales, Shopping, cines, teatros, negocios, sanatorios, etcétera). Otras de las campañas de marketing social, apuntan al cuidado del agua, y del medio ambiente, o cuidando la cuidad de no arrojar papeles o basura en los lugares públicos, para ello la implementación de tachos de basura en cada esquina, y también la ayuda de los medios de comunicación, radio televisión, revistas y periódicos, son esenciales para que este tipo de campañas de conciencia pública para que tengan éxito. Por lo general, cuando son lanzadas éstas campañas con repeticiones continuas y recordatorios en todos los espacios, de los principales centros de la ciudad, se crea una conciencia global del tema y la gente además de acatar en su gran mayoría las nuevas disposiciones, repudia a quienes intentan por todos los medios, hacer lo contrario, eso es una campaña de marketing social exitosa.

Es a eso a lo que se apunta, la publicidad social a que TODOS, absolutamente todos, sepan y estén enterados de cómo son las nuevas disposiciones, para que el único objetivo, se haya quedado implantado en las mentes de la población y se pueda llevar a cabo el cambio social esperado. Pero para ello, se trabaja “duro”, a través de un producto social, que esté orientado a que sea aceptado voluntariamente, una determinada idea, o práctica, en uno o más grupos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba