Publicidad en navidad: un época de puro consumo

La época de navidad, es una época que resulta muy rentable sobre todo para determinados sectores. En efecto la navidad se ha convertido en un sinónimo de consumismo otorgando demasiado valor a los regalos y relegando a un segundo plano el verdadero espíritu de la navidad. La publicidad en navidad aumenta a medida que nos vamos acercando a la fecha. Cuando vamos de paseo a un Shopping, vemos desde los adornos del arbolito hasta medias de caballero, todo, absolutamente todo, es vendible en esa época de año puntualmente. Viejos dichos dicen que lo que no se vende en navidad difícilmente lo podamos vender en otra época del año. La publicidad en navidad, comienza seduciendo a los consumidores a través de los medios de comunicación, sobre todo a los pequeños consumidores, desde productos para adultos hasta juguetes que se anuncian sin cesar, y el frenesí publicitario es cada vez más evidente a medida que nos acercamos al 24 de diciembre.

Publicidad en navidad y sus anuncios
Publicidad en navidad

La publicidad en navidad, hace que todos, absolutamente todos, nos sintamos tentados a comprar esto y aquello, para regalar y para sorprender, para nosotros, para nuestros hijos y para todos los seres queridos, familiares y amigos. Pareciera que el espíritu navideño, ha tomado un giro, hacia el consumismo. En esta época del año la publicidad que se muestra en los horarios pico, es para incentivar a la compra de los regalos y los lanzamientos de publicidad de productos de nuevas líneas de belleza, de ropa, de juguetes, herramientas, bebidas para el agasajo de la noche navideña, es tan amplio que contamos con un enorme abanico de posibilidades, para todos los bolsillos y gustos. Muchos estudios de mercado, afirman que la publicidad en navidad puede terminar condicionando el gusto y las preferencias de los niños y no tan niños, es en este momento del año en que los consumidores nos encontramos vulnerables ante los deseos y nos convertimos de esta manera en piezas fundamentales del marketing, y esto los publicistas lo conocen muy bien, por eso llegan a través de las campañas de publicidad tan fácilmente. Los escaparates de las tiendas de juguetes, están tan perfectamente decoradas para que a más de uno nos obnubilen la vista, con tanto color, brillo, además el ambiente recreado, con la música, es casi imposible que los niños no se sientan atraídos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba