Artículos y publicidad para promoción

Las ferias son por lo general un lugar ideal para que las empresas repartan souvenirs que tienen una función publicitaria. Algunos de ellos son llaveros, prendedores, anotadores, lapiceras, etc. Cuando vinculamos artículos y publicidad para pormoción  la idea es que los mismos representen a la marca y puedan lograr un gran nivel de difusión una vez que el prospectivo cliente se los lleva con él. De esta manera será fácil poder. Por lo general todos los artículos que se utilizan para publicidad llevan el nombre de la marca: ya sean lapiceras, anotadores, etc, todos darán cuenta de que el cliente ha pasado por el stand de la empresa. Por lo general los costos de los articulos y publicidad es medianamente bajo para las empresas realmente acaudaladas. Además hay que pensar que los artículos y la publicidad ayudan a mejorar la relación con el cliente. Cuando le damos al cliente algún tipo de souvenir con el nombre de la marca tendremos que considerar aquí que la empresa lo estará agasajando lo cual nos dará una buena predisposición del cliente en relación a la marca. Cuando hablamos de articulos y publicidad hablamos de una nueva forma de marketing.

artículos y publicidad para promoción
Publicidad promocional

Muchas veces la publicidad tradicional se basa en hacer que el cliente tenga que tolerar sí o sí nuestro mensaje de manera impuesta a través de los medios de comunicación, sin embargo, los artículos y publicidad para promoción son una forma de darle algo a cambio al cliente por destinar un minuto de su atención a nuestra publicidad. Esta será una forma de respetar al cliente y de darle la idea de que no tenemos el objetivo de pasarlo por encia con nuestros avisos publicitarios, sino que queremos incluirlo y considerarlo como uno de nuestros potenciales clientes tratándolo con respeto.

El respeto es algo que hoy en día en algunos tipos de publicidad se ha perdido un poco, y lo cual se trata de recuperar a través de articulos y publicidad para satisfacer a nuestros clientes. Lógicamente está bien que las empresas tengan una meta comercial determinada de manera fija, sin embargo la idea es que puedan tener la suficiente flexibilidad para incorporar estrategias que puedan tamizar los propósitos lucrativos de la misma, teniendo en cuenta al cliente como persona. Así podrán lograr una fidelización del mismo y una relación más a largo plazo con mayores beneficios para ambos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba