Publicidad de ropa interior: la vemos en todas partes

El efecto que causa la publicidad para ropa interior femenina, es mayor siempre en los hombres que en las mujeres. Desde luego que un hombre no va a comprar ropa interior femenina, salvo que sea un regalo para su pareja o novia o amiga. Lo cierto es que la publicidad de ropa interior, abunda sobre todo la que dedica a las mujeres, en las revistas femeninas en las carteleras de las calles, en las fachadas de los negocios de lencería masculina y femenina, en la publicidad de la televisión, siempre están allí. Es que la ropa interior tanto sea femenina como masculina es un componente importante en la vestimenta de hombres y mujeres actuales. No solamente nos cubren, sino que además reafirman la vestimenta externa, otorgándonos sensación de seguridad, y eso es una cosa que nos agrada. Para sentirnos cómodos cuando vamos al trabajo o cuando estudiamos o cuando hacemos ejercicios físicos. Además ayudan al aspecto general.

Publicidad de ropa interior masculina
Publicidad de ropa interior

En general, se utiliza modelos para la publicidad de ropa interior, si esta va dirigida a las mujeres se utilizarán modelos femeninos, que tienen que tener ciertas características básicas de físicos privilegiados, piernas largas y torneadas, muy delgadas y altas, cuellos largos y panzas chatas. Para los hombres, por el contrario, se usan modelos varones con físicos esculturales, o en ambos casos personajes de farándula que acceden por mucho dinero a hacer las campañas de publicidad de ropa interior. Estos anuncios los vemos a toda hora del día en las gigantografías de las autopistas, en las revistas y diarios. La ropa interior, constituye la parte más íntima de nuestra ropa pero aún así tiene una gran importancia social, ya que los consumidores invierten gran cantidad de dinero en su ropa interior. La publicidad de lencería tanto femenina como masculina, no se trata de pornografía, ya que lo que pretende no es excitar sexualmente a quienes la miran, sino que el único objetivo es el de invitar a adquirir eso productos que tan necesarios son para la calidad de nuestra vida.

Sin embargo, esto no significa que todo valga, pues no parece adecuado tratar las prendas íntimas como si fueran lapiceras o cualquier cosa, sino prendas necesarias para la mujer y el hombre de hoy que deben sentirse bien a cada momento. Además de toda la publicidad que vemos en las vísperas de navidad de todo tipo de artículos de prendas de vestir, juguetes, electrodomésticos, la publicidad de ropa interior en esta época del año es muy grande, porque muchas veces coincide con la llegada de las vacaciones que las personas se toman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba