Los secretos de la publicidad creativa

Para poder hablar en principio de la publicidad creativa, tendremos que saber que es ser un creativo, y que es la creatividad. La creatividad es derivada de un pensamiento original, fuera de lo común, innovadora, constructiva es decir que es la generación de nuevas ideas, o conceptos, que en lo habitual, producen soluciones muy originales. Las palabras, original, imaginación, innovador, se utilizan a menudo cuando hablamos de creatividad, y un creativo es la persona que posee todas estas cualidades. Muchas personas se preguntan si la creatividad de un individuo es innata o se puede llegar a aprender. La respuesta es que muchos afirman que todo depende de la preparación cultural del individuo creativo, y otros dicen que se adquiere durante el tiempo con la información y el enriquecimiento de información de cada uno.

publicidad creativa e inteligente
publicidad creativa e inteligente

Si comparamos una publicidad creativa con otra que carece de ello, vemos que en el primer caso, se ha analizado al producto o servicio en profundidad, al consumidor de ese mismo producto y por último la narración o argumentación que se halla elegido para la difusión del comercial.

Es decir que es la que expone mejor acertada y sintéticamente las cualidades de un producto o servicio, de manera que sea sencillo recordarlo, y la que llega a vincularse con las emociones del público. En cambio para una publicidad que carece de creatividad es decir, que ha fallado, nos damos cuenta cuando no recordamos, ni el anuncio y ni siquiera de qué producto se trataba. La publicidad creativa, es la clave de cómo comunicar de manera original un mensaje y que éste sea persuasivo, para dar las características íntimas del producto, para las propiedades objetivas, para sus ventajas comparativas y otros modelos que se pueden agrupar bajo medidas de coherencia. En palabras más simples, en publicidad creativa, es llegar al público de manera en la que el consumidor no se olvide y llame su atención, ya sea utilizando las herramientas necesarias, para ello, por ejemplo, por el buen humor. Las ideas de la metodología, y de la creatividad, son dos polos que se han determinado como opuestos. Popularmente, en el sector publicitario la creatividad ha sido una función atribuida casi únicamente a los creativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba