Stands promocionales para todo tipo de eventos

Los stands promocionales son los que se utilizan en cualquier tipo de evento con el fin de acercar a los visitantes a determinados productos y servicios de una empresa. Los stands promocionales se pueden ubicar en shoppings, ferias, exposiciones, y hasta dentro de locales grandes. Uno de los puntos más importantes es que los stands promocionales puedan llamar la atención y hacer que la persona se acerque a ellos en primer lugar. Lógicamente si no logramos este primer paso no podremos informarlos acerca de los productos o servicios que la empresa ofrece.

stands promocionales
Stands promocionales

El tamaño de los stands promocionales es algo que lógicamente limitará nuestras posibilidades de acción. Con los stands más grandes las posibilidades de decoración y ambientación para atraer público serán más variadas, en cambio en el caso de los stands más pequeños tendremos menos recursos. Un punto importante que tendremos que tener en cuenta es que el logo de la empresa deberá figurar en algún lugar visible del stand. La idea es que este se pueda ver de lejos, cuanto más lejos mejor, de manera que los clientes puedan identificar el stand de manera rápida. Más allá del logo también es importante que el nombre de la marca figure junto a él. Por lo general a la hora de agregar cualquier otra ornamentación a los stands promocionales, lo que las empresas hacen es elegir los mismos colores utilizados para poner el nombre y el logo de la empresa, los cuales por lo general son los colores que representan a la institución. De esta manera se va tratando de hacer en los clientes un vínculo entre los colores de los stands y la marca. Dentro de los stands promocionales podemos encontrar los fijos y los de traslado. Los fijos tienen la excelente ventaja de que pueden ser transportados de manera armada de una parte a otra del evento.

Muchas veces, si estamos en una gran exposición y tenemos un stand promocional puede que se nos reasigne un lugar, por lo que desarmar el stand significaría una real pérdida de tiempo. Los stands de traslado o portátiles nos ofrecen entonces un sistema de ruedas capaz de transportarlos de un lado a otro de manera fácil. En relación a la estructura encontramos por lo general dos tipos de stands, los fijos y los desarmables. Los fijos, si bien contiene partes removibles, por lo general tienen una estructura que no es fácil de desmontar, mientras que los desarmables pueden desmontarse rápida, ocupando muy poco espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba