Marketing directo, una excelente herramienta publicitaria

El denominado marketing directo es un sistema o herramienta publicitaria interactiva, que a partir del uso de uno o más medios comunicativos (internet, teléfono, fax, etc.) busca conseguir atraer al público obteniendo una respuesta que es posible medir, dentro de un universo de acción más o menos objetivo. Unos de los métodos más usados de marketing directo es el llamado “Mailing”, que se basa en campañas publicitarias a través de la utilización del correo como medio para concretar los objetivos propuestos. En efecto, generalmente, la información de los clientes con los que se trabajan, y que suelen ocupar un determinado espacio o área de influencia, suelen obtenerse de diversas bases de datos y de contactos previos que la empresa posee.

características del marketing directo
Marketing directo

Por solo brindar un ejemplo de este tipo de marketing directo por correo, tenemos al famoso buzoneo, que se caracteriza por ser el envío de diversos tipos de folletos, panfletos y otros documentos informativos, dentro de los buzones de las viviendas. También, dentro de la categoría de marketing directo tenemos al ya muy famoso y conocido Telemarketing. Este sistema de marketing directo enormemente difundido es uno de los más usados por las empresas y comercios para llevar adelante sus campañas publicitarias. El Telemarketing se caracteriza por ser una estrategia de publicidad telefónica, llamando a una cantidad determinada de consumidores cuyos números de teléfono han sido seleccionados desde dentro de una base de datos, o bien han sido seleccionado al azar. También, de la misma manera, existe una variable de mailing virtual, una forma de marketing directo que se sirve del correo electrónico para enviar información publicitaria sobre los diferentes productos y servicios que se brindan.

Este sistema también cuenta con una base de datos que posee la información y dirección de correo electrónico de los consumidores, enviando mails en cadenas, a clientes previamente consultados, o a otras personas elegidas azarosamente. El marketing directo de correo virtual posee desviaciones, como por ejemplo el envío de correo electrónicos maliciosos, que se denominan con el término de spam, y que suelen ser terriblemente molestos para los usuarios. Existe una cuarta forma de realizar marketing directo, que si la comparamos con los ejemplos ya dados, suele ser mucho menos efectiva y su uso no se encuentra tan divulgado: El marketing directo a través del envío de faxes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba