Marketing directo y relacional

El marketing directo presta mucha más importancia a la cuestión del anuncio publicitario, más que a la cuestión del estudio de los clientes. En efecto, el marketing directo se hace del uso de los diversos medios de comunicación que existen, predominantemente internet, fax, teléfonos, y el correo, para dar a conocer los productos y servicios que se brindan a los consumidores. A través de internet, la forma más expandida de marketing directo es a través de correos electrónicos, enviando cadenas de mails a los diversos potenciales clientes, o clientes. Se suelen utilizar, para enviar cadenas de correos, información detallada de los clientes establecidas en bases de datos. Esta es una de las diferencias entre el marketing directo y relacional, ya que el marketing directo utiliza sus bases de datos solo con fines publicitarios, es decir, solo para obtener la información necesaria para hacer llegar el mensaje publicitario, en cambio la publicidad relacional establece nexos más perdurables, a larga escala, a fin de generar relaciones duraderas.

marketing directo y relacional
Marketing directo y relacional

Existe también de realizar campañas de marketing directo por teléfono, el denominado Telemarketing, que se basa en llamadas a un caudal de publico determinado previamente o al azar, utilizando también los números que se encuentran establecidos en una base de datos. Dentro de las diferencias entre el marketing directo y el relacional podemos decir que el marketing relacional se maneja prácticamente de manera personal, y si se utiliza un medio de comunicación de por medio, es para establecer relaciones, y no solo para realizar la venta de un producto. El marketing directo, como se dijo anteriormente, si bien se hace con los medios de comunicación, es solo para lograr establecer un canal de comunicación con el fin de lograr vender el producto o el servicio en cuestión. A la vez, las diferencias marketing directo y marketing relacional se notan en la cuestión de la organización interna de la empresa.

En este sentido, para llevar adelante una campaña de marketing relacional, es preciso que toda la empresa se adapte a esa estrategia, en cambio, cuando hablamos de marketing directo, no se precisa más que transmitir el mensaje y esperar concretar la venta. Es una cuestión clave marcar las diferencias entre el marketing directo y el relacional, ya que es preciso romper con la idea de que estas dos ramas del marketing representan la misma cosa, que se tratan de sinónimos. Es preciso estar informado antes de contratar alguna solución publicitaria, y es por ello que saber cuáles son las diferencias entre el marketing directo y el relacional es tan importante. Una campaña publicitaria efectiva debería intentar combinar los dos métodos publicitarios, es decir, llevar adelante una interesante campaña de publicidad en los diferentes medios de comunicación a fin de dar a conocer a los productos y servicios, y por otro lado, generar lazos relacionales y establecer conexiones duraderas con los clientes, a fin de elaborar negocios duraderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba