Ejemplos de publicidad exterior en edificios

Si debemos dar ejemplos de publicidad exterior, tendremos que saber a qué damos en llamar publicidad exterior, cuáles son las ventajas y desventajas y los costos de ellas. La publicidad exterior es aquella que se utiliza en lugares públicos, para desarrollarse y va dirigida a un público indeterminado, se podría afirmar que se dirige a todas las personas y a ninguna en particular. La terminología publicidad exterior, se refiere puntualmente de manera colectiva, a muchas y variadas formas de medios en donde se exhiben mensajes publicitarios a la audiencia, y esta se encuentra fuera de casa como por ejemplo, en las azoteas de los edificios, en los terrenos, para ser vistos por la gente que circula por la calle, carretera, y vías de mayor tráfico. Está formada por carteles, rótulos lumínicos, vallas publicitarias, banderolas, y todos los soportes que tengan las características de instalarse en lugares públicos o donde se desarrollan espectáculos, eventos culturales, encuentros deportivos, y las fachadas de los establecimientos comerciales en donde han sido instaladas, es uno de los ejemplos de publicidad exterior, más importantes.

ejemplos de publicidad exterior y diseños
Ejemplos de publicidad exterior

Dentro de las ventajas de la publicidad exterior, encontramos que constituyen un valioso complemento a las campañas publicitarias lanzadas en otros medios de comunicación, como por ejemplo, la radio, la televisión, la prensa, revistas, etcétera, y en este sentido la publicidad en el exterior es un buen recordatorio de los mensajes lanzados en otros soportes y constituyen un valioso refuerzo de los mismos. Cabe destacar que este tipo de anuncios, también poseen desventajas, que en algunas oportunidades son llamados problemas como por ejemplo el gran impacto visual que provocan sobre todo en las grandes e importantes vías de tránsito como lo son las grandes autopistas que comunican las ciudades entre sí, el escaso nivel de atención que se le pueden prestar, por encontrase las personas conduciendo los automóviles, la poca selectividad de público, el poco espacio de disponibilidad, es decir que es a veces imposible complacer a varias empresas por las ubicaciones.

Si embargo a pesar de estas desventajas importantes, la publicidad exterior debidamente ejecutada, puede ser un método económico para conseguir la inmediata visibilidad del producto o servicio que se ofrece. Dentro de los ejemplos de publicidad exterior, son las vallas o carteles que se colocan en los comercios o establecimientos comerciales por lo cual se los puede considerar el último impacto que recibe el cliente antes de realizar el acto de la compra del producto o servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Nuevos Clientes

25%OFF

Dejá tus datos y nos ponemos en contacto