Preguntas tipo test de marketing

Las preguntas tipo test de marketing, constituyen una de las grandes ventajas que tienen el marketing sobre el resto de las variables de comunicación, para poder evaluar fácilmente los resultados de una campaña, por eso casi siempre es aconsejable hacer las preguntas tipo test de marketing, de prueba a una muestra suficientemente representativa antes de realizar un gran proyecto promocional. El desconocimiento es la única excusa de no utilizar los test de marketing. Estos test requieren solamente un poco de metodología, y en lo total son de un sentido común enorme.

preguntas tipo test de marketing mercadotecnia
Preguntas tipo test de marketing

La falta de presupuesto puede hacer que un test se lo considere inoportuno y posiblemente la principal barrera para hacerlo, otros hasta ponen la excusa de que carecen de tiempo para detenerse a hacer un test de marketing, o en otros casos, aducen que ya no tienen que conocer nada nuevo, que ya conocen las debilidades y las fortalezas de sus productos o servicios, o que la empresa es demasiado pequeña como para implantarlo. Como vemos, son muchas las excusas que se tienen a la hora de no querer hacer un test por tildarlo de inútil, pero a través de este artículo les decimos que son sumamente útiles y para nada constituyen una pérdida de dinero y mucho menos de tiempo, al contrario, con ellos en el futuro podremos ahorrarnos muchos dolores de cabeza. De todas maneras no quiere decir que en todos los casos sea necesario la aplicación de las preguntas tipo test de marketing, ya que existen una serie de trabajos en los que no es necesaria su ejecución al tener un objetivo distinto, como por ejemplo, la información de un nuevo lanzamiento, invitar a un evento, degustar, probar, saludar, etcétera.

A través de la implantación de las preguntas tipo test de marketing, se pretende evaluar una serie de variables que nos serán necesarias para tomar conciencia de que el trabajo que se va a realizar reúne las características más idóneas para conseguir el objetivo que habíamos previsto, y entre las más relevantes podemos mencionar las siguientes: El producto o servicio en sí mismo, siempre antes de que se haga una inversión en producción o promoción debemos constatar que el grado de aceptación del producto sea un ochenta por ciento positivo o por lo menos aceptado. El contenido del mensaje, es decir que el mensaje tiene como finalidad convencer sobre las bondades del producto que se presenta, de ahí que se ponga especial atención a la hora de elegir el soporte a través del cual se va a ofrecer y se adapte a sus características, siguiendo su forma más convencional, se tienen que conceder una gran importancia a la elección del material, esto es las cartas, los sobres, el envoltorio, los desplegables, etcétera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba